30 hechos desconcertantes sobre Akhenatón- El faraón más controvertido del Egipto antiguo



 

Akhenaton fue uno de los faraones más influyentes y controvertidos de Egipto antiguo. Es considerado uno de los innovadores religiosos más importantes del mundo.

Era faraón de la XVIII dinastía y fue el padre de Tutankamón, esposo de la reina Nefertiti. Akhenaton decía ser descendiente directo de Aten y se consideraba divino y era un Dios. Él es uno de los gobernantes más interesantes y misteriosos del Antiguo Egipto, y aquí está el porqué:

Akhenaton fue un faraón de la XVIII dinastía de Egipto y gobernó durante 17 años.

Akhenaton fue conocido como el “gran hereje” debido a sus innovaciones religiosas.

Akhenaton era el hijo de Amenhotep III y de la reina Tiye.

A principios de su reinado, fue conocido como Amenhotep IV, pero cambió su nombre a Akhenaten para reflejar su estrecha relación con la nueva deidad suprema de su creación.

También se le conocía como «Akhenaton» o «Ikhnaton» y también «Khuenaten», todos los cuales se traducen para significar «éxito para» o «gran utilidad» para el dios Aten.

Akhenaton estaba casado con la reina Nefertiti, una de las mujeres egipcias más famosas.

Nefertiti fue una de las reinas más influyentes. Las pinturas muestran su conducción ceremonias religiosas con Akhenaten como un igual. Sin embargo, ella no era la única esposa de Akhenaton. Kiya también era esposa de Akhenaton. Poco se sabe sobre ella, y sus acciones y papeles están mal documentados en el registro histórico.

La momia de Nefertiti nunca fue encontrada. La arqueóloga June Fletcher afirmó haber encontrado a la momia maltratada de Nefertiti en una cámara lateral de la Tumba de Amenhotep II en el Valle de los Reyes. La mayoría de los estudiosos no están convencidos.

Akhenaton fue padre de ambos, Tutankamón (por una esposa menor llamada Lady Kiya) y la esposa de Tutankamón Ankhsenamun (por Nefertiti).

Estos son los hijos de Akhenaton (conocidos y teóricos) con los años sugeridos de nacimiento: Smenkhkare, año 35 o 36 del reinado de Amenhotep III Meritaten – año 1. Meketaten año 3 posiblemente antes.

Ankhesenpaaten, más tarde Reina de Tutankamón – año 4. Neferneferuaten Tasherit – año 8. Neferneferure – año 9. Setepenre – año 9. Tutankhaten – año 8 o 9 – renombrada Tutankamón más tarde.

Arqueólogos e historiadores creen que Akhenaten puede haber tomado algunas de sus hijas como consortes sexuales, para tratar de tener un heredero varón por ellos.

Akhenaton ordenó nuevos sacerdotes, o simplemente obligó a los sacerdotes de Amón al servicio de su nuevo monoteísmo, y se proclamó a si mismo ya su reina dioses.

Akhenaton elevó Nefertiti al estatus divino. Los eruditos sugieren que ella pudo haber sido solamente 12 cuando se casó con Akhenaten.

Akhenaten detuvo las campañas militares extranjeras y redujo dramáticamente las defensas militares de Egipto.

Se destaca por abandonar el tradicional politeísmo egipcio e introducir el culto centrado en el Aten.

Akhenaton afirmó: “Sólo hay un dios, mi padre. Puedo acercarme a él de día, de noche.

Akhenaton podría haber sido el primer monoteísta en toda la historia.

Según la mitología egipcia, descendió de los dioses que llegaron a la Tierra en el tiempo de Tep Zepi.

“A noveno año de su reinado, Akhenaton había proscrito a los viejos dioses de Egipto, y ordenado que sus templos fueran cerrados, un asunto muy serio, porque estas instituciones desempeñaron un papel importante en la vida económica y social del país”. – Historiadora Barbara Watterson

Akhenaton, al convertirse en Faraón ordenó que se eliminara toda la iconografía de los dioses anteriores.

En algún momento después de su quinto año de reinado, Akhenaten inició un programa para borrar el nombre y la imagen del dios tebano, Amon, de todos los monumentos.

Según los escritos de Akhenaton y los poemas que se escribieron sobre él más tarde, fue visitado por seres que descendían del cielo, estos seres le dijeron a Akhenaten lo que necesitaba hacer y cómo necesitaba para gobernar a su pueblo.

Akhenaton afirmó ser un descendiente directo de Aton y se consideraba divino y era él mismo un Dios, pero no sólo se creía un dios, sino que toda la nación lo adoraba como tal.

Akhenaton ordenó la construcción de una nueva capital llamada Amarna y la dedicó al sol.

La ubicación de Amarna fue elegida de modo que su salida del sol transmitió un significado simbólico. Al este de Amarna el sol se levanta en una rotura en los acantilados circundantes. En este paisaje, la salida del sol podría ser literalmente “leída” como si fuera el jeroglífico ortografía Akhet-aten o “Horizonte de Aton”, el nombre de la nueva ciudad “, escribió Montserrat en su libro” Akhenaton: Historia, Fantasía y Antiguo Egipto “(Routledge, 2000).

Akhenaten instituyó cambios en el arte y la cultura y uno de los cambios más notables fue la forma en que sería representado públicamente, no como un fuerte “intocable” Faraón, pero como realmente era, “débil”, cráneo alargado, Los muslos gruesos, los dedos largos, las articulaciones de la rodilla hacia atrás, un vientre y los pechos femeninos.

Akhenaton probablemente sufría de una enfermedad llamada síndrome de Marfan. Otras posibilidades han sido sugeridas, incluyendo la elefantiasis y el síndrome de Froelich.

Después de su reinado la ciudad de Amarna fue abandonada y los templos al sol fueron destruidos, las imágenes de Akhenaton fueron deliberadamente desfigurado.

En 1907, el arqueólogo británico Edward Ayrton hizo los titulares ‘encontrar’ la momia real de Akhenaton en el Valle de los Reyes de Egipto. Durante mucho tiempo se ha especulado, así como muy discutido, que el cuerpo encontrado en esta tumba fue la del famoso faraón Akhenaton. Los resultados de pruebas genéticas y otras pruebas científicas publicadas en febrero de 2010 han confirmado que la persona enterrada allí era tanto el hijo de Amenhotep III como el padre de Tutankamón.

La última aparición fechada de Akhenaton y la familia Amarna está en la tumba de Meryra II, y data del segundo mes, año 12 de su reinado.