Astronautas identifican microbios ‘Alien’ en el espacio por primera vez

En el marco del proyecto Genes en el Espacio, astronautas y bioquímicos de la NASA lograron identificar con éxito los microbios a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS) por primera vez en la historia, marcando la exitosa finalización de una tarea que los científicos tienen estado trabajando durante mucho tiempo.

La secuenciación de estos microbios en el espacio podría ayudar a diagnosticar dolencias en astronautas, investigar cómo los microbios sobreviven en microgravedad, e incluso identificar la vida extraterrestre potencial, dice un comunicado emitido por la NASA.

Si bien los microbios no son extraterrestres, el descubrimiento y el proceso son de gran importancia.

Los astronautas identificaron microbios que pululan comúnmente donde viven los humanos … Sin embargo, la NASA no especificó exactamente a qué especie pertenecían.

Debido a que los microorganismos vivían fuera de la estación espacial internacional, esto demuestra su capacidad para sobrevivir en el vacío. Además, como los astronautas pudieron identificarlos rápidamente in situ, ayudará a futuros experimentos similares descartar o confirmar si los microbios son extraños o no.

Hasta ahora, la única forma de identificar con éxito los microbios en la EEI era enviarlos de vuelta a la Tierra para su análisis.

Los microbios se habían secuenciado a bordo, pero esas muestras se habían preparado en la Tierra.

Hasta ahora no había forma de encontrar algo en el espacio e identificarlo genéticamente de inmediato.

Entonces, ¿cómo los identificaron los astronautas?

El proceso de identificación de los microbios se llevó a cabo en dos pasos: primero, las muestras se recogieron y se sometieron a la reacción en cadena de la polimerasa (PCR), una técnica que amplifica una muestra de ADN para crear muchas de sus copias; luego, los microbios fueron secuenciados e identificados, utilizando placas de Petri para recolectar muestras de varias superficies alrededor de la estación espacial que crecieron durante una semana antes de transferirlas a pequeños tubos de ensayo dentro del Microgravity Science Glovebox, marcando la primera vez que algo como esto se ha completado en el espacio.

Más ciencia a bordo de la ISS

via GIPHY

Más experimentos ya están alineados.

Un proyecto de la Agencia Espacial Europea, ESA, se llevará a cabo para producir oxígeno en naves espaciales con la ayuda de microalgas, y así evitar la necesidad de transportarlo desde la Tierra.

La creación de oxígeno con las plantas, que en nuestro planeta es un proceso de rutina, tiene que probarse en el espacio antes de ser utilizado en el futuro cercano.

Aunque el oxígeno se repone periódicamente en buques de carga como el Dragón, los vuelos espaciales del futuro apuntan a ser autosuficientes, y para ello tendremos que reciclar y reutilizar recursos como el oxígeno.

Los investigadores del proyecto piloto Artemiss analizarán cómo la fotosíntesis, el proceso por el cual los organismos convierten la luz en energía, liberando oxígeno como un subproducto, tiene lugar en el espacio.

Afortunadamente, este proyecto tendrá éxito y, si se demuestra que es algo que se puede hacer, nos ayudaría enormemente a explorar nuestro sistema solar y colonizar planetas y lunas en un futuro lejano.