Científicos confirman que ‘las personas absorben energía de los demás’

Un estudio realizado por científicos de la Universidad de Bielefeld ha demostrado que las plantas pueden extraer una fuente alternativa de energía de otras plantas.

Este hallazgo, dicen los expertos, podría tener un gran impacto en el futuro de la bioenergía y en cómo lo entendemos, y finalmente, proporcionar evidencia que demuestre que las personas también tienen la “capacidad” de extraer energía de los demás de la misma manera.

En otras palabras, significa que las personas pueden absorber energía de otros que las rodean.

Así que la próxima vez, cuando conozcas a alguien nuevo y experimentes esa sensación como si estuvieras rodeado de energía negativa, en realidad podrías estar metido en algo.

El profesor Dr. Olaf Kruse y su equipo de investigación biológica descubrieron que la alga verde Chlamydomonas Reinhardtii no solo se dedica a la fotosíntesis, sino que “se alimenta de una fuente de energía alternativa“, lo que significa que tiene la capacidad de extraerla de otras plantas.

Los hallazgos fueron publicados en la revista Nature Communications.

Como explicó la psicóloga y la energía curativa Dra. Olivia Bader-Lee, las flores necesitan agua y luz para crecer y las personas no son tan diferentes de los planetas. Nuestros cuerpos físicos son como esponjas, y podemos absorber del medio ambiente.

Esta es exactamente la razón por la cual hay ciertas personas que se sienten incómodas en grupos específicos donde hay una mezcla de energía y emociones”, dice el Dr. Bader-Lee.

“El organismo humano es muy similar a una planta, que toma la energía necesaria para alimentar los estados emocionales y esta esencia puede energizar las células …”

Como señaló el Dr. Kruse, las plantas se dedican a la fotosíntesis de dióxido de carbono, agua y luz.

Los expertos han logrado mostrar a través de una serie de experimentos, mediante el cultivo de Chlamydomonas reinhardtii, que, ante la escasez de energía, estas plantas de una sola célula extraen energía de la celulosa vegetal vecina.

El alga puede secretar enzimas que ‘digieren’ la celulosa y la descomponen en componentes más pequeños.

Luego, los componentes se transportan a las células y se convierten en una fuente de energía, lo que permite que la alga continúe creciendo.

Esta es la primera vez que tal comportamiento se ha verificado en un organismo vegetal“, dice el profesor Kruse.

Que las algas puedan digerir la celulosa contradice todos los libros de texto anteriores. Hasta cierto punto, lo que estamos viendo es que las plantas comen plantas“.

Como esto se ha observado por primera vez en Chlamydomonas reinhardtii, los investigadores están expandiendo su estudio y buscando mecanismos similares en otros tipos de algas.

Los investigadores señalan que los hallazgos preliminares indican que este es el caso.

Cuando los estudios de energía se vuelvan más avanzados en el futuro cercano, eventualmente veremos que esto también se traducirá en los seres humanos“, dijo Bader-Lee.

El organismo humano es similar a una planta, tiene la capacidad de extraer la energía necesaria para alimentar los estados emocionales y esto esencialmente puede energizar las células o causar aumentos en el cortisol y catabolizar las células dependiendo del desencadenante emocional“.

Los humanos son como las plantas, y lo mismo ocurre con el cuerpo humano

El Dr. Bader-Lee cree que lo mismo puede aplicarse a los humanos.

Cuando los estudios de energía se vuelvan más avanzados en los próximos años, veamos a lo largo del tiempo que esto también se tradujo en humanos“, explica el Dr. Bader-Lee.

El organismo humano es muy similar a una planta, que toma la energía necesaria para alimentar los estados emocionales y esta esencia puede energizar las células o causar un aumento en el cortisol y las células se catabolizan dependiendo del desencadenante emocional“.


Fuente:

Nature Communications

Referencia: las personas pueden extraer energía de otras personas de la misma manera que las plantas hacen / MICHAEL FORRESTER, 2012.