Científicos detectan un tipo completamente nuevo de perturbación en el espacio-tiempo

Utilizando los observatorios espaciales LIGO y VIRGO, expertos están investigando un evento en una galaxia ubicada a 130 años luz de distancia de la Tierra, que según los expertos podría ser una evidencia de una perturbación completamente nueva en el espacio-tiempo.

Una señal detectada a partir de una galaxia situada a 130 millones de años luz de distancia podría proporcionar nuevos datos sobre el origen de las estrellas dicen los expertos, y todo tiene que ver con las ondas gravitacionales, un fenómeno cósmico que hasta hace poco se pensaba que sólo era una teoría.

El fenómeno de las ondas gravitacionales fue predicho por Albert Einstein en su teoría de la relatividad. Estas ondas son generadas por la liberación de grandes cantidades de energía, siguiendo la colisión entre objetos de enorme densidad, como los agujeros negros, proporcionando información relevante sobre el origen de las estrellas.

Hasta el momento las ondas gravitacionales han sido observadas directamente por los científicos tres veces, la primera el 14 de septiembre de 2015, y en todos los casos, éstas fueron el resultado de colisiones entre agujeros negros.

 

Sin embargo, los científicos del observatorio espacial americano LIGO -Observatorio Láser Interferómetro de Ondas Gravitacionales- y el europeo VIRGO, un gran interferómetro diseñado para detectar ondas gravitatorias predichas por la teoría general de la relatividad, creen haber sido testigos de una nueva fuente de perturbaciones gravitacionales causadas por la colisión de dos estrellas de neutrones, resultado del colapso de estrellas supergigantes.

El astrónomo J. Craig Wheeler, de la Universidad de Texas en Austin, lanzó especulaciones sobre una posible nueva detección de LIGO por Twitter: “Nuevo LIGO. Fuente con contrapartida óptica. Te deja con la boca abierta”, informa New Scientist.

Colisión catastrófica. Dana Berry, SkyWorks Digital, Inc./Harvard- Centro Smithsoniano de Astrofísica

Para corroborar la fuente de las ondas cósmicas, los científicos apuntaron sus telescopios, incluyendo el Hubble, a una galaxia llamada NGC 4993 para reunir más detalles.

Los astrónomos creen que la señal tiene su origen en una estrella binaria de neutrones perteneciente a esa galaxia, ubicada a unos 130 millones de años luz de la Tierra.

Mientras varios astrónomos han twitteado mensajes especulando acerca de la inminente detección de las ondas gravitacionales, el portavoz del observatorio LIGO, David Shoemaker, simplemente confirmó que ” una observacion emocionante” está llegando a su fin el 25 de agosto. Esperamos publicar una actualización de nivel superior en ese momento.

Andy Howell, un astrónomo de la Universidad de Las Cumbres, compuso un tweet diciendo que “ver las observaciones astronómicas rodar es mejor que cualquier historia que algún humano haya contado”, pero no dio ninguna información sobre lo que específicamente había visto.

Según declaraciones de LIGO y VIRGO, podemos esperar una declaración sobre el descubrimiento en cualquier momento.

Curiosamente, de acuerdo con NATURE, los registros públicos muestran que el Telescopio Espacial de Rayos Gamma de Fermi de la NASA ha detectado rayos gamma emergentes de la misma región del cielo como la fuente potencial de onda gravitatoria.

Lo último que sabemos de los astrónomos se reanuda en una actualización publicada por la colaboración de LIGO-Virgo diciendo: “Algunos candidatos de onda gravitacional prometedores han sido identificados en los datos de LIGO y Virgo durante nuestro análisis preliminar, y hemos compartido lo que conocemos actualmente con socios de observación astronómica Estamos trabajando arduamente para asegurar que los candidatos son eventos válidos de onda gravitatoria y requerirá tiempo para establecer el nivel de confianza necesario para traer resultados a la comunidad científica y al público en general. saber tan pronto tenemos información lista para compartir.