Científicos encuentran una nueva estructura ‘escondida’ dentro del ADN humano

“Esta nueva investigación nos recuerda que existen estructuras de ADN totalmente diferentes, y que podrían ser importantes para nuestras células”.

Damas y caballeros, olvidan lo que pensaban que sabían sobre el ADN. Los científicos acaban de descubrir una nueva estructura ‘oculta’ dentro del ADN humano.

Una ilustración de un i-motivo incrustado en una hebra de ADN. (Mahdi Zeraati)

 

La era biológica moderna comenzó cuando Rosalind Franklin, James Watson y Francis Crick descubrieron la retorcida estructura del ADN en 1953. Comprender esa estructura es lo que ha permitido a los científicos descifrar los misterios del código genético, pero había una parte que faltaba.

Resulta que el ADN humano tenía un secreto muy arraigado: la popular doble hélice con la que interpretamos la estructura del ADN no es la única forma que adopta.

De hecho, y por primera vez, un equipo de científicos ha identificado una nueva estructura que se asemeja a un nudo trenzado de cuatro cuerdas.

La nueva estructura acaba de ser descrita en la revista Nature Chemistry, y parece jugar un papel crucial en la forma en que se expresa el ADN.

A pesar del hecho de que los expertos han pensado durante mucho tiempo que esta estructura (llamada i-motif) puede existir, nunca antes se había detectado dentro de las células humanas vivas. La “i” significa “intercalación“, que es un término químico para una estructura estratificada.

La estructura consta de cuatro cadenas de ADN emparejadas de una manera peculiar.

Descubrir el i-motif dentro de las células vivas indica que probablemente desempeña un papel importante en la biología celular.

En la doble hélice, las bases nitrogenadas de adenina (A) forman pares con tiamina (T), mientras que la citosina (C) hace lo mismo con la guanina (G).

Estas bases están estructuradas una encima de la otra en dos filas de glucosa y fosfato que forman una elegante escalera en forma de doble hélice.

Esta estructura juega un papel determinante en la síntesis de proteínas, señalan los expertos.

Descubriendo la estructura oculta

Nuestra imagen sugiere que esto es algo normal que sucede“, dijo Marcel Dinger, biólogo molecular del Instituto Garvan de Investigación Médica en Sydney, Australia, quien supervisó la investigación. “Es muy probable que los genomas en todas las células de nuestros cuerpos estén formando i-motivos en algún momento”.

Para detectar el i-motif, los científicos utilizaron un fragmento de un anticuerpo capaz de reconocer y adherirse específicamente a las formas i-motif.

Todavía sabemos poco sobre su función o importancia, pero parece claro que, si bien la doble hélice es la estructura predominante, la forma más común en que el ADN tiene que almacenar su información, existen otros patrones cuyo papel podría ser determinante para el control de la expresión genética y, por lo tanto, controlar las enfermedades relacionadas con ella, como ciertos cánceres.

Lo que más nos emocionó es que pudimos ver las manchas verdes, los motivos i, aparecer y desaparecer con el tiempo, por lo que sabemos que se están formando, disolviendo y volviendo a formar“, dijo el Dr. Mahdi Zeraati, miembro del equipo.

Creemos que el ir y venir de los i-motifs es una pista de lo que hacen. Parece probable que estén allí para ayudar a activar y desactivar genes, y para determinar si un gen se lee activamente o no “.

El descubrimiento fue publicado en la revista científica Nature Chemistry.


Crédito de la imagen destacada: Chris Hammang.