Conoce al legendario Templo del Sol de Konark, una antigua maravilla del mundo

El Templo del Sol de Konark (también llamado Pagoda Negra o Templo del Sol) es un templo hindú ubicado en la localidad de Konark, en el estado de Orisa (India Oriental). El complejo del templo se construyó en la forma de un carro gigantesco, adornado con ruedas de piedra, pilares y paredes de piedra maciza y elaboradamente talladas. Una parte importante de la estructura ahora está en ruinas.

Dedicado a Suria, dios del sol, es uno de los edificios más importantes del país por su arquitectura y bajorrelieves que decoran sus paredes, con un tema fundamentalmente erótico.

Fue construido a mediados del siglo XIII en el llamado estilo de Orisa y abandonado desde el siglo XVI.

Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984.

El nombre Konark deriva de la combinación de las palabras sánscritas, Kona (esquina o ángulo) y Ark (el sol), en referencia al templo dedicado al Dios Sol Suria.

 

La leyenda

La leyenda detrás de la creación del templo es extremadamente interesante.

Según la leyenda, el Príncipe Samba, hijo de Krishna y Jambavati, había ridiculizado al sabio volador Nārada, un santo bastante feo.

Este último tomó su venganza al decirle a Samba de un lugar en el río donde muchas mujeres se bañaban, despojadas de sus saris (túnicas hindúes).

 

Crédito de la imagen  Flickr

Mientras el joven disfrutaba del espectáculo, Krishna, advertido por Nārada, llegó y descubrió cómo su hijo miraba a sus madres (16,108 esposas de Krishna) mientras se bañaban.

Furioso, el dios castigó a su hijo inoculando lepra.

Más tarde, Samba le mostró que Narada lo había manipulado, pero Krishna ya no podía eliminar su maldición.

Luego, el joven viajó para ver a Suria, el Dios que cura todas las enfermedades, particularmente las de la piel, y descubrió al norte de Puri una imagen del dios del sol sentado en una flor de loto.

Se instaló en el lugar e hizo una penitencia de doce años, al final de los cuales fue curado.

En agradecimiento, erigió un templo, el primero que se construyó en el sitio de Konark.

Parece que esta leyenda es la transposición local de otra leyenda que dijo que estos eventos legendarios habrían sucedido donde también hay un templo de Suria, en el antiguo Mula Samburu (actual Multán, en Pakistán), junto al río Chandra Bhaga (hoy llamado Chenab, afluente del río Indo, en el Panyab).

Cuando el sitio Konark de Orissa se convirtió en un importante centro de veneración de Suria, la leyenda fue reubicada aquí para legitimar el lugar.

 

One of the 24 wheels of the temple.

The amazing Temple of the sun

The temples structures are oriented East-West, the direction of the solar path. The main temple is a horse-drawn cart and mounted on 24 wheels.

Interestingly, the wheels of the temple are sundials which can be used to calculate time accurately to a minute.

Looking back at history we find that there may have been a sun temple in the region earlier than the current one, dating to the 9th century or earlier. According to Bhavishya Purana and Samba Purana there may have been three sun temples at Mundira (possibly Konark), Kalapriya (Mathura), and Multan.

According to the Madala Panji—a chronicle of the Jagannath Temple, Puri, Odisha, India—there was another temple in the region. It was built by one Pundara Kesari. He may have been Puranjaya, the 7th-century ruler, of the Somavasmi Dynasty.