Descubrimiento histórico: La NASA encuentra un sistema solar con siete planetas similares a la Tierra


Este concepto artístico muestra cómo cada uno de los planetas TRAPPIST-1 puedieran parecer, basado en los datos disponibles sobre sus tamaños, masas y distancias orbitales.
Créditos: NASA / JPL-Caltech

Astrónomos han detectado siete planetas similares a la Tierra que orbitan una estrella llamada Trappist-1. Según los científicos, los siete planetas son muy similares a la Tierra y tienen océanos de agua líquida en su superficie. Tres de los mundos alienígenas son tan perfectos que los científicos dicen que la VIDA puede haber evolucionado en ellos.


La NASA acaba de anunciar un descubrimiento histórico mientras los astrónomos han encontrado un sistema estelar con siete planetas similares a la Tierra. Los científicos pueden haber encontrado finalmente un sistema estelar en el que tendremos nuestro PRIMER contacto con la vida extraterrestre.

Los Siete planetas similares a la Tierra se han encontrado en órbita alrededor de una estrella enana cercana llamada ‘Trappist-1’, y TODOS ellos tienen AGUA, un componente clave para la vida, en su superficie.

De hecho, tres de los mundos alienígenas son tan perfectos que los científicos dicen que la VIDA puede haber evolucionado en ellos.



Astrónomos dicen que los planetas están situados tan cerca unos de otros, que se encuentran dentro de un espacio cinco veces más pequeño que la distancia de Mercurio a nuestro sol

Según los científicos, descubriremos si hay vida en cualquiera de los planetas en los próximos diez años, ya que los astrónomos se jactan de que “esto es sólo el comienzo”.

Este descubrimiento no tiene precedentes ya que nunca se ha encontrado a ningún otro sistema solar que tenga un número tan grande de planetas similares a la Tierra.

Los astrónomos dicen que todos los planetas orbitando Trappist-1 tienen una composición rocosa igual que nuestro mundo, y son casi del mismo tamaño. Además, los astrónomos dicen que seis de los siete planetas tienen temperaturas superficiales que oscilan entre 0-100 grados centígrados.



Según los informes, TRAPPIST-1 apenas clasifica como una estrella a la mitad de la temperatura y una décima parte de la masa de nuestro sol. Es una estrella roja y débil y es un poco más grande que Júpiter.

“Creo que hemos dado un paso crucial para encontrar si hay vida ahí fuera”, dijo Amaury Triaud, uno de los autores del estudio y un astrónomo de la Universidad de Cambridge. “No creo que en ningún momento antes tuviéramos los Planetas correctos para descubrir y buscar si había (vida). Aquí, si la vida logró prosperar y libera gases similares a lo que tenemos en la Tierra, lo sabremos “.

Los científicos dicen que estas condiciones dan a los planetas, que se encuentran a 39 años luz de la Tierra, la composición atmosférica vital para poder albergar vida tal y como la conocemos.

“Este es el resultado más emocionante que he visto en los 14 años de operaciones de Spitzer”, dijo Sean Carey, director del Centro de Ciencias Spitzer de la NASA en Caltech / IPAC en Pasadena, California. “Spitzer seguirá en el otoño para refinar aún más nuestra comprensión de estos planetas para que el Telescopio Espacial James Webb pueda dar seguimiento. Más observaciones del sistema seguramente revelarán más secretos”.

Lo más importante es que los expertos creen que tres de estos planetas, ubicados en la zona habitable de la estrella, probablemente tengan océanos como los de la Tierra, con la vida evolucionando sobre ellos.

El autor principal del estudio, Michaël Gillon, del STAR Institute de la Universidad de Lieja en Bélgica, se mostró encantado con los resultados: “Es un sorprendente sistema planetario, no sólo porque hemos encontrado tantos planetas, sino porque son todos sorprendentemente similares en tamaño a la tierra.”

“Ahora tenemos siete planetas que podemos estudiar en detalle para toda la vida, y esto es algo que ya estamos haciendo, la gente escuchará más y más acerca de este sistema en los próximos meses y años”.

Todos los planetas etiquetados 1b-1h-orbitando Trappist-1 fueron encontrados utilizando el método de “tránsito”: Cuando la órbita y las características de los planetas se miden a medida que transitan por delante de su estrella, causando que se oscurezca. Se utilizaron satélites espaciales y terrestres para realizar el descubrimiento.


Fuente y Referencia: