“Dientes” de 9.7 millones de años descubiertos en Alemania podrían reescribir la historia de la humanidad

Researchers have come across a history-changing discovery: “I do not want to dramatize it too much, but I would hypothesize that we will have to start rewriting the history of humanity after today,” said one of the scientists who participated in the discovery.

Europe may just become the ‘cradle of humanity.’

A group of German archaeologists has made a discovery that could ruin what history books have taught us about human evolution.

A 9.7 million-year-old fossilized denture that seems to belong to a species that in theory appeared in Africa several millions of years later has taken experts by surprise.

Archaeologists waited for an entire year before announcing the discovery in order to make sure they had gotten the date right.

In theory, the teeth should not exist.

Los investigadores han encontrado un descubrimiento cambiador de la historia: “No quiero dramatizarlo demasiado, pero supongo que tendremos que comenzar a reescribir la historia de la humanidad después de hoy”, dijo uno de los científicos que participaron en el descubrimiento. 

Europa puede convertirse en la “cuna de la humanidad“.

Un grupo de arqueólogos alemanes hizo un descubrimiento que podría arruinar lo que los libros de historia nos han enseñado sobre la evolución humana.

Una dentadura fosilizada de 9.7 millones de años que parece pertenecer a una especie que, en teoría, apareció en África varios millones de años después, tomó por sorpresa a los expertos.

Los arqueólogos esperaron todo un año antes de anunciar el descubrimiento para asegurarse de que habían llegado bien.

En teoría, los dientes no deberían existir.

Los dientes se encontraron junto a los restos esqueléticos de un animal parecido a un caballo que ayudó a fechar los dientes. Crédito de la imagen: Museo de Historia Natural en Mainz

Los dientes se encontraron en el lecho del río Rin, dijo el Museo Natural de Maguncia el miércoles, y no se parece a los restos óseos de especies descubiertas previamente en Europa o Asia.

Según las teorías anteriores, los dientes se parecen más a los esqueletos de los homínidos Lucy (Australopithecus afarensis) y Ardi (Ardipithecus ramidus), más conocidos en Etiopía.

Sin embargo, los restos encontrados en Maguncia son al menos 4 millones de años más antiguos que los esqueletos africanos.

Ese hecho paralizó las investigaciones que se habían llevado a cabo hace un año, cuando se realizó el hallazgo, en espera de un análisis posterior.

En esta imagen se ven dos de los dientes fosilizados descubiertos en Eppelsheim. Crédito de la imagen: El Museo de Historia Natural en Mainz

Claramente son dientes de mono“, dijo el jefe del equipo Herbert Lutz sobre los restos que se encontraron en septiembre de 2016. “Solo el tiempo y el lugar para la especie no encajan“.

Según la prensa alemana, los fósiles están en “condiciones fantásticas” y se encontraron junto a los dientes de un caballo primitivo, que fue la pieza clave para determinar la edad aproximada de los huesos de los homínidos.

No quiero dramatizarlo demasiado, pero supongo que tendremos que comenzar a reescribir la historia de la humanidad después de hoy”, concluyó el alcalde Michael Ebling.

Curiosamente, hace un mes los científicos hicieron otro anuncio sorprendente cuando revelaron que habían descubierto huellas de homínidos de 5,7 millones de años en la isla de Creta en Grecia.

Después de que los expertos presentaran el descubrimiento, muchos reaccionaron con incredulidad ya que el descubrimiento apuntaba al hecho de que los antepasados ​​humanos más antiguos ya estaban en Europa al mismo tiempo -y quizá antes- que África, y arrojaron la amplia teoría de que los humanos surgieron en África en duda.

Ahora, con el descubrimiento de los dientes Hominidos de 9.7 millones de años en Alemania, la historia se ha acercado un paso más para ser reescrita.


FUENTE: Merkurist.de