Historia Oculta reveló: Esqueletos GIGANTES de 7 metros de altura en exhibición

1459 0
1459 0


El padre Carlos Vaca, un sacerdote católico, guardó durante décadas los restos de esqueletos de inmenso tamaño. La mayoría de los fragmentos óseos, de seres que tenían una altura de alrededor de 7 metros, fueron recuperados, de un sitio llamado “Changaiminas” en Ecuador. Curiosamente, Changaiminas traducido significa “cementerio de Dios”.


Hay innumerables historias de descubrimientos increíbles que se han hecho alrededor del planeta. Curiosamente, Ecuador es el hogar de muchos hallazgos extraños. Uno de los descubrimientos recientes más populares es la llamada ciudad perdida de Gigantes que fue hallada por un grupo de exploradores en la selva ecuatoriana.

Además de la misteriosa ciudad, en el pasado la gente ha encontrado esqueletos de inmenso tamaño en diferentes partes de Ecuador. En el sur de Ecuador, cerca de la frontera con Perú, la gente ha encontrado todo tipo de cosas extrañas. Según los informes, los expertos han recuperado huesos y esqueletos que son similares a los humanos sólo mucho más grandes en tamaño.

Muchos de estos esqueletos y huesos permanecieron ocultos al público en colecciones privadas alrededor del globo.



Se cree que uno de los guardianes más famosos de “esqueletos gigantes” fue el padre Carlos Miguel Vaca, que guardó hasta su muerte en 1999, varios huesos y fragmentos desenterrados de un sitio llamado “Changaiminas” en Ecuador. Curiosamente, Changaiminas traducido significa “cementerio de Dios”.

El P. Carlos Miguel Vaca Alvarado nació el 25 de agosto de 1912 en Loja, Ecuador. Fue sacerdote de la parroquia de Changaimina en la provincia de Gonzanamá Loja, en Ecuador.

El padre Carlos Vaca fue un sacerdote, músico y arqueólogo católico que descubrió en 1965 -casi coincidentemente el mismo año de la expedición de Juan Moricz en la cueva de Tayos y el descubrimiento de un mundo subterráneo- un asentamiento arqueológico de esqueletos GIGANTES que luego fueron exhibidos en su museo, ubicado en Changaimina, conocido como el “Museo del Padre Vaca” donde guardaba numerosos objetos que fueron descubiertos en las tierras de propiedad del señor Luis Guamán.

La colección incluía huesos de gigantes de supuestamente siete metros de altura que habitaron Ecuador y otras partes de América hace miles de años.

La colección también estaba compuesta de extraños utensilios, minerales y compuestos de “propiedades mágicas”, que según muchos autores explicaría numerosos misterios arqueológicos que aún no han sido descifrados.

Algunos de los fragmentos de hueso fueron supuestamente enviados al instituto Smithsoniano para su posterior análisis. Informes de los esqueletos y su paradero fueron emitidos en un programa de televisión en Ecuador, dirigido por el renombrado director Alfonso Espinosa De Los Monteros.

Después de la muerte del padre Vaca, con curiosidad como ocurrió con el museo del padre Crespi, se saquearon sus contenidos.

Loading...

Además, además de los esqueletos de inmensas proporciones, los investigadores han descubierto muchos lugares más curiosos en Ecuador. La Ciudad Perdida de los Gigantes es uno de ellos.

Según un artículo en la página web Earth4All escrito por Bruce Fenton, uno de los descubridores:

En 2012 un grupo de aventureros ecuatorianos fueron llevados a la selva para buscar la estructura que habían visto en una vieja fotografía. En el primer intento se perdieron, pero el destino tomó un giro afortunado, de hecho tropezaron con un segundo sitio megalítico, una extraña plataforma de piedra situada en el borde de un pequeño río. Dispersos en el suelo de la jungla y en el agua misma había una multitud de artefactos y objetos de piedra diseñados por humanos. Hasta ahora, estos artefactos no han sido adaptados a ninguna cultura conocida, e incluso sus funciones anteriores siguen siendo un misterio en su mayor parte. Poco después de esto el mismo grupo lanzó un segundo intento por la pared megalítica en su fotografía, esta vez alcanzando exitosamente el sitio.

Gracias a nuestros propios esfuerzos para sensibilizar al público sobre este increíble descubrimiento (o redescubrimiento incluso) de imágenes y videos de la expedición y de otros que han seguido han enviado ondas de choque a través de la comunidad arqueológica global. Ningún experto ha podido ofrecer una explicación de quién podría ser responsable de este sitio ni cuándo podría haber sido construido. Simplemente no es razonable pensar que estos sitios se construyeron en el peligroso interior de los Llanganates, sino que sólo tiene sentido asumir que las estructuras fueron construidas en un momento en que la selva no estaba presente y desde entonces han sido demasiado grandes. Las preguntas son entonces si esto podría ser siglos atrás, o mucho más probable que tantos milenios en nuestro pasado!





Fuente: Los Huesos Gigantes de Ecuador

Loading...

Unete a la conversacion