Inquietable video de OVNI por la Marina Chilena demuestra que las visitas Alien son reales

CORTESÍA CEFAA
El objeto se alejó de la enorme pluma que expulsó momentos antes..

El OVNI fue filmado durante 9 minutos y 12 segundos. La tripulación intentó varias veces ponerse en contacto con el OVNI utilizando el ancho de banda civil multinacional, diseñado para este propósito, pero no recibió respuesta. El capitán de la Armada declaró que el objeto era una “estructura plana y alargada” con “dos focos térmicos como descargas que no coincidían con el eje del movimiento”. El técnico lo describió como “blanco con una forma semiovalado en el eje horizontal . “

El incidente ocurrió en 2014, y justo ahora, después de una larga y exhaustiva investigación, las autoridades han decidido desclasificar las imágenes que muestran un OVNI realizando extrañas maniobras al ser seguido por un helicóptero de la Armada de Chile.

El vídeo excepcional de más de 9 minutos ha sido estudiado durante dos años por el Comité de Estudios de Fenómenos Aéreos Anómalos (CEFAA), organismo oficial chileno que se ocupa de casos de objetos voladores no identificados.

Los expertos que forman este comité (militar), técnicos y académicos de diversas disciplinas,  no han podido explicar que es el objeto.

 


CORTESÍA CEFAA
El vídeo muestra dos luces circulares blancas conectadas o puntos calientes, emitiendo mucho calor (izquierda). Esta imagen fue parte de un análisis por el astrofísico Luis Barrera.

 

El General Ricardo Bermúdez, Director del CEFAA durante la investigación, me dijo que “No sabemos lo que era, pero sabemos lo que no era”. Y “lo que no es” comprende una larga lista de explicaciones convencionales.

El incidente ocurrió el 11 de noviembre del 2014, cuando un helicóptero de la Armada de Chile (Airbus Cougar AS-532) estaba en un patrullaje de rutina, al oeste de Santiago, volando hacia el norte.

A bordo había un experimentado capitán naval junto con un técnico que estaba probando una nueva cámara infrarroja (modelo WESCAM MX-15 HD FLIR), utilizada principalmente para “operaciones de inteligencia, vigilancia y reconocimiento a mediana altura”.



 

A la 1:52 pm en el patrullaje, a 1.37 kms y a una velocidad de 244 km/hr, la tripulación del helicóptero militar probablemente experimentó un encuentro cercano con “algo” de otro mundo.

Observaron un misterioso objeto a simple vista, a una distancia derca de 56 kilómetros, por lo que decidieron apuntar la cámara infrarroja y acercarse a ella para obtener más información.

Cuando la tripulación vio que se enfrentaban a algo que no podía explicar, contactaron dos estaciones de radar, uno cerca de la costa y la otra el sistema principal de control de la DGAC en Santiago (Dirección General de Aeronáutica Civil)– para reportar el objeto volador no identificado.

Misteriosamente, ninguna de las estaciones pudo detectar el objeto en el radar, aunque ambas estaciones recogieron claramente un eco del helicóptero.

Los controladores aéreos confirmaron que no había tráfico, ni militar ni civil, en la zona y que ningún otro avión podía volar en el espacio aéreo donde se encontraba el supuesto OVNI.

Por otra parte, el radar a bordo tampoco fue capaz de detectar el objeto que la tripulación vio tanto a simple vista como a través de la cámara infrarroja.

Además, según los informes, el piloto intentó varias veces comunicarse con el OVNI, utilizando el ancho de banda civil multinacional, diseñado específicamente para este propósito. No recibió ninguna respuesta.

El capitán de la Armada declaró que el objeto era una “estructura plana y alargada” con “dos focos térmicos como descargas que no coincidían con el eje del movimiento”. El técnico lo describió como “blanco con una forma semiovalado en el eje horizontal”.

Descubre mas en: http://m.huffpost.com/us/entry/us_586d37bce4b014e7c72ee56b