Investigadores encuentran el “monstruo marino” más antiguo que alguna vez vivió en la Antártida

Es un reptil marino carnívoro de 150 millones de años que excedió los seis metros de longitud. Fue descubierto en la Península Antártica, en un nuevo sitio paleontológico ubicado a 113 kilómetros al suroeste de la Base Marambio.

Como probablemente ya sepa, la Antártida era un lugar realmente diferente en el pasado distante.

A pesar de que la Antártida que conocemos hoy está cubierta de nieve y hielo, hace millones de años, este lugar estaba lleno de vida.

Ahora, los investigadores han descubierto los restos fósiles de un reptil marino carnívoro que vivió hace 150 millones de años en la Antártida.

Es un plesiosaurio de más de seis metros de largo.

El Dr. Gouiric Cavalli, el Dr. José O’Gorman y los técnicos Juan José Moly y Leonel Acosta Burllaile acamparon en este nuevo sitio paleontológico durante 40 días. Crédito de la imagen: CtyS

El descubrimiento es de gran importancia ya que es el primer registro de un plesiosaurio del período Jurásico en la Antártida. Los restos fueron excavados por paleontólogos de la Universidad de La Matanza (Argentina) en la Península Antártica, en un nuevo sitio paleontológico ubicado a 113 kilómetros al suroeste de la Base Marambio.

El paleontólogo José Patricio O’Gorman, investigador del Museo de la Plata (MLP) y CONICET, le dijo a la agencia CtyS que “este registro de plesiosaurio es 80 millones de años más antiguo que lo que se conocía inicialmente para la Antártida”.

 

Los investigadores dicen que son positivos, es un plesiosaurio pero no específicamente a qué género o variedad pertenece. Crédito de la imagen: CtyS

Fue la primera campaña paleontológica que llevamos a cabo en este afloramiento, que es como un mar congelado de 150 millones de años en un excelente estado de conservación“, destacó el autor principal del estudio que fue aceptado para ser publicado en la revista científica Comptes Rendus Palevol.

La Dra. Soledad Gouiric Cavalli, MLP y especialista del CONICET en el estudio de las criaturas Jurásicas, dijo a la Agencia CtyS que “al caminar a través del depósito encontramos una gran diversidad de peces, amonites, algunos bivalvos, pero no esperábamos encontrar un plesiosaurio de tal antigüedad; fue increíble “.

El sitio de excavación se encuentra a 113 kilómetros al suroeste de la Base Marambio. Crédito de la imagen: CtyS

“El hallazgo es bastante extraordinario porque el sitio no tiene el tipo de rocas en el que se pueden encontrar materiales conservados en tres dimensiones, como es el caso de las vértebras de este reptil marino”, explicó el investigador.

El área donde se realizó el descubrimiento solo se puede alcanzar después de un vuelo de dos horas en helicóptero desde la base de Marambio, por lo que los investigadores destacaron la excelente logística proporcionada por el Instituto Antártico Argentino (IAA).

 

 

El Dr. Marcelo Reguero señaló que “estos depósitos ricos y únicos en vertebrados jurásicos marinos pertenecen a la época en que la Antártida era parte del continente de Gondwana y estaba al lado de Australia, Nueva Zelanda, India, Madagascar, África y América del Sur“.

La temperatura de los mares era mucho más alta hace 150 millones de años y el mapa del mundo era muy diferente.

Según el Dr. José O’Gorman, este plesiosaurio, además de ser el primero de su tipo en el Jurásico en la Antártida, sirve como evidencia a favor de la posibilidad de la dispersión de estos reptiles por medio de un pasaje que existió entre África y la Antártida , que en ese momento acababa de separarse.


Fuente: CTyS

Imagen destacada por  Rodrigo-Vega