Investigadores encuentran huellas de una civilización agrícola antigua avanzada en el Amazonas

Un estudio reciente dirigido por arqueólogos de la Universidad de São Paulo (Brasil) ha descubierto rastros de una antigua civilización que comenzó a cultivar plantas en un territorio del sudoeste de la Amazonía mucho antes de lo que se pensaba.

Mediante el análisis de restos de semillas, fitolitos y otros materiales vegetales en los suelos más antiguos del sitio arqueológico de Teotonio, a orillas del río Madeira, los investigadores hicieron un descubrimiento sorprendente: una civilización agrícola avanzada y altamente desarrollada en medio de la selva amazónica .

 

Los geoglifos en el sur del Amazonas son evidencia de una población que alguna vez prosperó. Crédito de la imagen: Universidad de Exeter.

Del mismo modo, también estudiaron restos de herramientas utilizadas por esta civilización, publica el EurekAlert.

El sitio arqueológico reveló pruebas del cultivo de mandioca, una planta que, de acuerdo con análisis genéticos, fue domesticada en la región hace más de 8,000 años.

Además, los investigadores encontraron restos de calabaza cultivada, frijoles y calathea, así como importantes plantaciones de árboles como palmas y nueces de Brasil.

Además, los científicos también encontraron evidencia de un tipo de suelo llamado “Tierras oscuras antropogénicas“, que resultan de la alteración humana de los entornos locales, escribe Eureka Alert.

Los resultados sugieren que los antiguos habitantes de esta región pasaron de un estilo de vida de cazadores-recolectores a una cultura agrícola mucho antes de lo que se pensaba.

Además, el estudio confirmó que la región de Teotonio es un área clave para la historia de la domesticación de plantas en las Américas.

Jennifer Watling del Museo de Arqueología y Etnología de la Universidad de São Paulo señala: “Este descubrimiento en la cascada Teotonio en el sureste de la Amazonia es una de las pruebas más antiguas para el cultivo de plantas en las tierras bajas de América del Sur, lo que confirma la evidencia genética“.

Este descubrimiento se suma a una creciente lista de hallazgos importantes que se han realizado en el Amazonas.

A principios de este año, los arqueólogos que estudiaron el Amazonas descubrieron rastros de más de 80 asentamientos antiguos altamente desarrollados en el medio del Amazonas. Las investigaciones revelan que el Amazonas era el hogar de millones de personas en el pasado distante. Estas personas eran agricultores pero también constructores complejos.

Utilizando imágenes satelitales para tratar de identificar geoglifos antiguos (terraplenes probablemente utilizados para ceremonias) en partes del estado brasileño de Mato Grosso, inexploradas, los expertos descubrieron rastros de una sociedad antigua avanzada. Los arqueólogos explican que el sur de la Amazonia probablemente estaba cubierto por una red de grandes pueblos y centros ceremoniales antes de Colón.

Los arqueólogos revelaron que hay alrededor de 1,300 geoglifos y aldeas en una franja de 154,000 millas cuadradas del sur de la Amazonia, dos tercios de los cuales aún no se han encontrado.