La ciudad perdida, de 2000 años de edad, una vez gobernada por Alejandro Magno descubierta en Irak

Arqueólogos pertenecientes al Programa de Capacitación para la Gestión del Patrimonio de Emergencia en Irak han descubierto una antigua ciudad perdida, fundada tras las conquistas de Alejandro Magno en Irak.

Gracias a la fotografía con drones, los arqueólogos han descubierto una ciudad de 2,000 años de antigüedad, que una vez fue gobernada por Alejandro Magno en Irak.

¿Por más de 2,000 años una antigua ciudad ha permanecido oculta a la civilización? Ahora, gracias a las imágenes militares desclasificadas y fotografía de drones, los expertos han identificado la ciudad perdida de Qalatga Darband que Alejandro Magno conquistó hace más de 2,000 años.

El descubrimiento fue realizado por un esfuerzo conjunto entre arqueólogos iraquíes y británicos dirigidos por expertos del Museo Británico.

En declaraciones al Times, el investigador principal John MacGinnis dijo: “El drone arrojó excelente información“, dijo a The Times el doctor John MacGinnis, el arqueólogo que dirigía el programa.

 

Uno del equipo con una estatua masculina desnuda. Museo Británico

“En sus primeros días, pero pensamos que habría sido una ciudad bulliciosa en un camino de Irak a Irán. Se puede imaginar a la gente que suministra vino a los soldados que pasan.

El sitio arqueológico capturó el interés de los investigadores después de que las imágenes desclasificadas tomadas en los años 60 fueron lanzadas por la CIA, delineando claramente las ruinas antiguas.

Los informes sugieren que los arqueólogos han desenterrado una serie de artefactos, incluyendo monedas griegas, y estatuas de deidades grecorromanas.

Los investigadores que participaron en el descubrimiento formaron parte del Programa de Capacitación para la Gestión del Patrimonio de Emergencia en Irak, que fue creado para ayudar a los investigadores de la región a proteger sitios de importancia histórica en zonas del Medio Oriente que han sido severamente afectados por el conflicto.

 

Muchos medios de noticias están afirmando que la ciudad fue fundada por Alejandro Magno, sin embargo, según los informes de IFLScience, este no es el caso, y que la antigua ciudad fue de hecho fundada a raíz de sus conquistas.

Además, los arqueólogos creen que la antigua ciudad fue fundada después de Alejandro Magno marchó pasado en 331 aC, mientras perseguía a Darius III de Persia.

Los restos de la antigua ciudad se encuentran a unos 10 kilómetros al sureste de Rania en el Kurdistán iraquí.

Una inspección de tierra en el sitio reveló la presencia de un gran número de bloques de piedra caliza tallada, junto con pesos y bases de un tipo asociado con prensas de vino o aceite“, dijeron los expertos en un reportaje del British Museum. “Por lo tanto, estaba claro que había restos de considerable importancia enterrados en el sitio“.

Además de los numerosos artefactos y bloques de piedra caliza que se han recuperado del sitio, los arqueólogos están convencidos de que “alguien importante” puede haber sido enterrado en el sitio.

 


 

(H/T IFLScience)

Fuente: The Times