La historia de la gran inundación según la antigua mitología azteca

“Antes del gran diluvio que tuvo lugar 4,800 años después de la creación del mundo, el país de Anáhuac estaba habitado por gigantes, todos los cuales perecieron en la inundación o se transformaron en peces, salvo siete que huyeron a las cavernas. disminuido, uno de los gigantes, el gran Xelhua, apodado el “Arquitecto”, viajó a Cholula, donde, como monumento conmemorativo del Tlaloc que sirvió para un asilo para él y sus seis hermanos, construyó una colina artificial en la forma de una pirámide … “

No importa dónde mire, las descripciones de una inundación catastrófica que destruyó el mundo se pueden encontrar en casi todas las culturas antiguas.

El Gran Diluvio fue supuestamente enviado por Dios o los dioses sobre la tierra para destruir la civilización como un acto de castigo divino. Esta historia es un tema generalizado entre muchos mitos culturales y tal vez sea mejor conocida a partir de la historia bíblica de Noé.

Pero a pesar del hecho de que la historia de Noah sobre la gran inundación puede ser una de las historias de inundación más famosas y conocidas, no es la más antigua que existe, y ciertamente no es la única.

Hay varias otras versiones, quizás menos famosas, como las historias de Matsya en el Hindu Puranas, Deucalion en la mitología griega. El relato más antiguo y “original” de la gran inundación es, según los estudiosos, el de Utnapishtim en la Epopeya de Gilgamesh.

Por Diego Durán (Biblioteca de Madrid) [Dominio público], a través de Wikimedia Commons
Este hecho histórico es una clara evidencia de cómo muchas de las culturas más antiguas del mundo tienen historias que describen un Gran Diluvio que devastó las civilizaciones anteriores en la Tierra.

Curiosamente, existe una gran similitud entre varios de los mitos de la inundación, algo que ha llevado a muchos autores y eruditos a creer que estos han evolucionado o se han influenciado entre sí.

Y a pesar del hecho, existen tres historias de una gran inundación en casi todas las culturas antiguas en la Tierra; Los estudiosos de la corriente principal están divididos en opinión sobre si tal evento tuvo lugar o no en la Tierra. Sin embargo, los científicos sí reconocen que en el pasado remoto, hace miles de años, ocurrió una inundación catastrófica en la Tierra, pero la mayoría de los científicos niegan que hubo un Diluvio masivo-la Gran Inundación-que ocurrió en los últimos 6,000 años que cubrieron partes del planeta.

Se cree que la antigua tableta sumeria de Nippur describe el relato más antiguo del Gran Diluvio y la creación de humanos y animales en la Tierra. También registra los nombres de las ciudades Antediluvianas en la tierra y sus respectivos gobernantes.

Se cree que el Eridu Génesis fue compuesto alrededor del año 2.300 a. C. Es considerado el relato más antiguo conocido de la gran inundación y es anterior a la Gran Inundación más popular descrita en el libro bíblico de Génesis.

Muchos autores y eruditos creen que los relatos sumerios de una gran inundación dieron lugar a mitos de inundación más populares como el descrito en la Biblia.

Sin embargo, si eso es cierto, ¿cómo fue que la historia de un gran diluvio hizo su camino hasta Mesoamérica, hace miles de años?

Las historias de inundaciones aztecas

Hay varios relatos de historias de inundaciones aztecas, pero los autores sostienen que el más famoso de todos es el de Nota, la versión azteca de Noé.

Cuando llegó la edad del sol, ya habían pasado 400 años. Luego vinieron 200 años, luego 76. Entonces toda la humanidad se perdió y se ahogó y se convirtió en peces. El agua y el cielo se acercaron el uno al otro. En un solo día, todo estaba perdido. Pero antes de que comenzara el Diluvio, Titlachahuan había advertido al hombre Nota y a su esposa Nena, diciendo: ‘No hagas más pulque, sino un ciprés grande, en el que entrarás el mes Tozoztli. Las aguas estarán cerca del cielo. ‘ Entraron, y cuando Titlajamán los encerró, le dijo al hombre: “No comerás más que una espiga de maíz, y tu mujer también una sola”. Y cuando cada uno de ellos comió una mazorca de maíz, se prepararon para salir, porque el agua estaba tranquila. (fuente)

– Antiguo documento azteca Codex Chimalpopoca, traducido por el Abbé Charles Étienne Brasseur de Bourbourg.

Si echamos un vistazo a los Cinco Soles, la doctrina de los aztecas y otros pueblos nahuas, encontraremos las siguientes eras, creaciones y destrucciones:

  • Nahui-Ocelotl (Sol de Jaguar) – Los habitantes eran gigantes que fueron devorados por jaguares. El mundo fue destruido
  • Nahui-Ehécatl (Viento del Sol) – Los habitantes se transformaron en monos. Este mundo fue destruido por los huracanes.
  • Nahui-Quiahuitl (Sol de lluvia) – Los habitantes fueron destruidos por una lluvia de fuego. Solo las aves sobrevivieron (o los habitantes sobrevivieron convirtiéndose en pájaros).
  • Nahui-Atl (Sol de agua) – Este mundo se inundó convirtiendo a los habitantes en peces. Una pareja escapó pero se transformaron en perros.
  • Nahui-Ollin (Terremoto Sun) – Somos los habitantes de este mundo. Este mundo será destruido por los terremotos (o un gran terremoto).
  • El cuarto, Nahui-Atl describe lo que muchos creen que es una gran inundación: este mundo se inundó convirtiendo a los habitantes en peces. Una pareja escapó pero se transformaron en perros.

 

 

El cuarto, Nahui-Atl describe lo que muchos creen que es una gran inundación: este mundo se inundó convirtiendo a los habitantes en peces. Una pareja escapó pero se transformaron en perros.

El cuarto sol, Nahui-Atl,” Four-Water “, terminó en una gigantesca inundación que duró 52 años. Se dice que solo un hombre y una mujer sobrevivieron, protegidos en un enorme ciprés. Pero fueron convertidos en perros por Tezcatlipoca, cuyas órdenes habían desobedecido, “- Britannica.

Después de Nahui-Atl viene el Nahui-Ollin, el mundo en el que vivimos hoy, que, según la mitología azteca, será destruido por un gran terremoto.

Las diferentes versiones de las inundaciones mesoamericanas, especialmente las del pueblo azteca, dicen que después de la gran inundación, no hubo sobrevivientes, y la creación tuvo que comenzar desde el principio, mientras que otros relatos describen cómo los humanos actuales descienden de un pequeño número de sobrevivientes.

Antes del gran Diluvio que ocurrió unos 4.800 años después de la creación de nuestro mundo, el país de Anáhuac estaba habitado por gigantes, todos los cuales perecieron en la inundación o fueron transformados en peces, salvo siete que huyeron a las cavernas.

Cuando las aguas retrocedieron, uno de los gigantes, Xelhua, apodado el “Arquitecto”, viajó a Cholula, donde, como monumento conmemorativo del Tlaloc que sirvió de asilo para él y sus seis hermanos, construyó una colina artificial en la forma de una pirámide.

Ordenó que se hicieran ladrillos en la provincia de Tlalmanalco, al pie de la Sierra de Cecotl, y para transportarlos a Cholula, colocó una fila de hombres que los pasaban de mano en mano.

Los dioses contemplaron, con ira, un edificio cuya parte superior era alcanzar las nubes. Irritados ante el atrevido intento de Xelhua, lanzaron fuego sobre la pirámide.

El número de obreros pereció.

El trabajo fue descontinuado, y el monumento fue luego dedicado a Quetzalcoatl.

Los gigantes vivieron en la Tierra antes del diluvio, y Xelhua fue uno de los siete gigantes en la mitología azteca que escapó del diluvio al ascender la montaña de Tlaloc en el paraíso terrestre y luego construyó la Gran Pirámide de Cholula.

Un monje dominicano escribió esta cuenta:

Xelhua era un gigante del “tiempo del diluvio universal”. Él fue uno de los siete gigantes en la cultura azteca. Antes de que la pirámide en Mesoamérica estuviera completa, “el fuego cayó sobre ella, causando la muerte de sus constructores y el abandono de la obra”.


Imagen destacada: FAMSI

Referencia:

Britannica

New World Encyclopedia