NASA revela planes para ‘Rover mecánico’ basado en el mecanismo de Antikythera de 2,300 años de antigüedad

 


NASA ha lanzado recientemente planes para construir un “rover mecánico” basado en el increíble mecanismo antikythera de 2.300 años de antigüedad -el ordenador analógico más antiguo del mundo- que podría sobrevivir a las condiciones de Venus.

No importa si vamos a explorar las profundidades de nuestros océanos, o lejanos mundos aliens en el universo. Para explorar nuevos territorios, la humanidad debe confiar que la tecnología pueda sobrevivir donde los humanos no pueden.

Sin embargo, hay algunos ambientes -como Venus- donde las máquinas, así como los humanos no son capaces de sobrevivir. Debido al calor extremo, la alta presión y las masivas nubes de sistemas electrónicos de ácido sulfúrico, simplemente no pueden sobrevivir.

Para cambiar esto, los expertos están desarrollando un dispositivo que nos permitirá explorar los entornos más peligrosos. Los expertos basarán su desarrollo en el diseño de la computadora mecánica de hace 2,300 años de antigüedad.

El futuristico Rover – Autónomo Rover para ambientes extremos (ARAE) – está totalmente inspirado en el antiguo mecanismo de Antikythera, la computadora más avanzada y antigua que, según los expertos, predijo con exactitud acontecimientos astronómicos pasados ​​y futuros.

Descubierto en 1900 entre los restos de un naufragio, y considerado como el primer ordenador hecho por los seres humanos, el mecanismo Antikythera permaneció en misterio durante casi un siglo, hasta que en 2006 los científicos británicos y estadounidenses comenzaron a averiguar cómo el artefacto, compuesto por 30 engranajes, trabajaba. Se cree que fue creado por los antiguos griegos en algún momento entre 200 y el 100 aC. Todos los fragmentos conocidos del mecanismo Antikythera se mantienen en el Museo Arqueológico Nacional, en Atenas.


NASA/JPL-Caltech/NIAC

El nuevo rover se inspira en el antiguo mecanismo de Antikythera, un dispositivo antiguo que nos podría ayudar a explorar mundos extraterrestres.

Hasta ahora, casi todos los rovers que han aterrizado en Venus no han sido capaces de sobrevivir más de unas pocas horas en la superficie. El rover más durable funcionó correctamente sólo 127 minutos.

Sin embargo, de acuerdo con Discover Magazine, usando una computadora de reloj y un cuerpo hecho de metales endurecidos, el Rover podría ser lo suficientemente fuerte como para asumir las temperaturas de la superficie de 800 grados Fahrenheit del ‘gemelo malvado’ de la Tierra “Venus”.

Como se explicaron los expertos, el nuevo rover básicamente podría funcionar sin electrónica, basándose únicamente en la energía eólica cosechada de su turbina.

El rover sería capaz de moverse gracias a las patas mecánicas, guiadas por un ordenador mecánico y un sistema lógico que ha sido específicamente programado para esa misión. El rover sería capaz de recoger los datos más básicos de Venus -como las condiciones en la superficie, las velocidades del viento, la temperatura y los eventos sísmicos.

Sin embargo, los expertos advierten que el envío de los datos a la Tierra podría resultar ser un problema. Con el fin de transmitir datos a la Tierra, los expertos han propuesto varias posibilidades. Uno de ellos es utilizando registros de estilo fonográfico que eventualmente se lanzaría en globo hacia un drone de gran altitud.

Además, los expertos también sugieren usar un retrorreflector para devolver señales desde la superficie.

“Los autómatas podrían ser la clave para desvelar los secretos de algunos de los ambientes más extremos del sistema solar, como la superficie de Venus”, explicó la propuesta.

“Estos datos científicos son fundamentales para informar a los modelos de sistemas planetarios dinámicos”.


FuenteCaminando con el viento de Venus