Se ha encontrado un esqueleto de “DRAGON” de 18 metros en China

Los residentes de una ciudad china han tropezado con los restos de una misteriosa criatura que mide unos asombrosos 18 metros de longitud y se asemeja al legendario dragón de la mitología asiática.

El esqueleto de un “dragón” ha sido descubierto por residentes de una ciudad china que afirman que el extraño esqueleto es la prueba de que la criatura mítica existe, o al menos existió.

El esqueleto mide unos 18 metros de largo, tiene dos pequeños “brazos” que sobresalen en el centro y una cabeza que se parece sospechosamente al cráneo de una vaca. ¿Huele a falsificación?

El “dragón” fue encontrado en un campo en la ciudad de Zhangjiakou, en la provincia de Hebei, en el norte de China.

 

Como que si parece un dragon…

Las imágenes tomadas por varios testigos en la escena muestran a docenas de aldeanos rodeando el esqueleto del supuesto dragón.

Algunas personas en estado de shock no están seguras de qué hacer con los restos que encontraron, pero podemos ver claramente en el video que muchos de los espectadores parecían estar convencidos de que estaban mirando el esqueleto de una verdadera criatura “mítica“.

A diferencia de los dragones representados en la mitología occidental, los dragones chinos tradicionales no tienen alas, ya que vuelan “nadando” en el aire con movimientos similares a los de una serpiente deslizándose por el suelo.

 

Según relatos mitológicos de varias culturas asiáticas antiguas, el dragón chino es un animal mitológico y legendario de China y otras culturas asiáticas que tiene partes de nueve animales: ojos de langosta, cuernos de venado, nariz de camello, nariz de perro, bigotes de bagre, melena de león, serpiente, escamas de pez y garras de águila.

El dragón es también la personificación del concepto de yang (masculino) y está relacionado con el tiempo como guardián de la lluvia y el agua en general.

Una visión alternativa, promovida por He Xin, es que los primeros dragones representaban una especie de cocodrilo.

Específicamente, Crocodylus porosus, un antiguo cocodrilo gigante, conocido por su capacidad para detectar con precisión los cambios en la presión del aire, anticipando así la llegada de la lluvia.

Este pudo haber sido el origen de los atributos míticos del dragón para controlar el tiempo, especialmente la lluvia.

Además, hay evidencia del culto al cocodrilo en las antiguas civilizaciones babilónica, india y maya.

 

La criatura tenía alrededor de 18 metros de largo

Desde sus orígenes como tótem o representación estilizada de criaturas naturales, el dragón chino evolucionó hasta convertirse en un animal mítico.

Para la dinastía Han, la aparición del dragón se describió como el tronco de una serpiente, las escamas de una carpa, la cola de una ballena, los cuernos de ciervo, la cara de un camello, las garras de un águila, las orejas de un toro, los pies de un tigre y los ojos de una langosta, además de tener una perla llameante debajo de la barbilla.

Los dragones chinos son ocasionalmente representados con alas de murciélago que crecen desde su frente, pero la mayoría de ellos carecen de ellos, aunque todavía son capaces de volar.

En los tiempos modernos, la creencia en el dragón parece ser esporádica como máximo.

Parece que hay muy pocos que ven al dragón como una criatura real.

El culto a los Reyes Dragón como gobernantes del agua y el tiempo persiste en muchas regiones y está profundamente arraigado en las tradiciones culturales chinas, como las celebraciones del Año Nuevo chino.