Una mujer pasó 14 años fotografiando los árboles MÁS VIEJOS de nuestro planeta, y aquí están los resultados

Nuestro planeta es hermoso

De hecho, la mayoría de nosotros no tenemos ni idea de cuán afortunados somos de vivir en la Tierra.

Hasta ahora, nuestro planeta es el único en el universo conocido capaz de mantener la vida tal como la conocemos. Esto hace que la Tierra sea un lugar especial, pero hay muchas otras cosas sobre la Tierra que lo hacen un planeta diferente a cualquier otro.

¿Cuándo fue la última vez que se tomó media hora de su apretada agenda para contemplar el mundo que le rodea? ¿Tal vez ir a la playa y ver el amanecer? ¿Ir al lago y no escuchar nada?

¿Cuándo fue la última vez que hizo una agradable caminata larga, dejando su teléfono celular en casa, en un parque, un bosque, o fue de excursión o de picnic?

La verdad es que nuestra forma extremadamente rápida de vida nos ha convertido en esclavos de nosotros mismos, esclavos del tiempo, esclavos de la sociedad, esclavos que viven la vida completamente vendados, ignorando la belleza que nos rodea todos los días.

La Tierra es hermosa y, a medida que la sociedad se adentra en una era tecnológica, olvidamos cómo apreciar nuestro entorno y cuán afortunados somos de llamar a la Tierra nuestro planeta de origen.

Beth Moon entendió exactamente eso cuando decidió aventurarse en un viaje de 14 años para fotografiar los árboles más antiguos de nuestro planeta. ¿Los resultados? imágenes alucinantes que te ayudarán a apreciar la Tierra como nunca antes.

Los árboles son especiales. Cada uno es único. Cada uno es mágico por sí mismo.

Beth Moon, una fotógrafa con sede en San Francisco, viajó por todo el mundo para capturar algo de esa magia. Su viaje la llevó a diferentes lugares y permitió grabar algunos de los árboles antiguos más notables que encontró.

Su viaje inolvidable la llevó a innumerables lugares; Estados Unidos, Europa, Asia, Medio Oriente y África. Se atrevió a ir donde muchos otros no lo harían para tomar esa fotografía perfecta. Algunos árboles que ella fotografió crecen en aislamiento, en laderas de montañas remotas, haciendas privadas o reservas naturales; otros mantienen una existencia orgullosa, aunque a menudo precaria, en medio de la civilización.

Al ser los monumentos vivientes más grandes y antiguos de la tierra, creo que estos árboles simbólicos cobrarán mayor importancia, especialmente en un momento en que nuestro objetivo es encontrar mejores formas de vivir con el medio ambiente“, explica Beth Moon.

Los resultados de su viaje de 14 años de duración se publicaron posteriormente en un libro titulado: “Árboles antiguos: Retratos del tiempo“.

Este hermoso volumen presenta casi setenta de los mejores retratos de árboles de Moon como placas de duotono de página completa. Los árboles ilustrados incluyen los tejos enmarañados y con troncos huecos, algunos de más de mil años, que crecen en los cementerios ingleses; los baobabs de Madagascar, llamados “árboles al revés” debido a la curiosa desproporción de sus troncos gigantes y ramas modestas; y los fantásticos árboles de sangre de dragón, de color rojo y con forma de paraguas, que crecen solo en la isla de Socotra, cerca del Cuerno de África.

Disfruten estas imágenes increíbles:


(H/T aNewKindOfHuman.com)

Fuente: Arboles Ancestrales: Retratos de Tiempo por Beth Moon 

  • pepejose

    Relativamente hermoso,,,excelentes tomas…ok-